El papel del clima en el vino

¿En verdad el clima es fundamental para elaborar buen vino? aquí te lo explicamos.

La vid es una planta que necesita características muy específicas para desarrollarse, por lo que sí, el clima es fundamental. Es importante señalar que el vino se hace en el campo, no se puede hacer buen vino con fruta de baja calidad, lo que hace el ser humano es cuidar de la planta lo mejor posible para que de buen producto, para después tratar de hacerle justicia a la calidad de la uva y que el vino lo exprese. Y es igual de importante señalar que el clima influye mucho en las características finales de la uva, cada variedad se adapta de diferente manera al tipo de clima y suelo.

Para esto, y como una guía general, hay una zona mundial a la que se le denomina La línea del vino, la cual tiene estas características especiales (precipitación, horas de sol, temperatura, etc.) para que la vid esté cómoda. Esta zona se encuentra entre los paralelos 32° y 52° aprox.

Si nos damos cuenta, a lo largo de esta zona se encuentran los principales países productores de vino. Y aunque no todas son zonas famosas mundialmente, tienen gran potencial y hacen buenos vinos actualmente (atentos a China).

Además, tener un viñedo en esta zona no asegura obtener buen vino, no es así de fácil; pero sí dan la oportunidad de aprovechar estas características para conseguir buenos resultados. Esto no quiere decir que fuera de esta zona no se pueda hacer vino, porque hay muchos ejemplos que demuestran lo contrario. Solamente necesitan hacer esfuerzos extra para conseguirlo, y se han alcanzado grandes resultados.

Tenemos Querétaro como ejemplo, que les gusta decir que hacen “vinicultura extrema”. Para poder lograr esto, se necesita de un factor que cambie la situación: el microclima.

¿Qué es esto? es un clima local de características distintas a las de la zona en la que se encuentra, ósea, un clima dentro de otro.

¿Por qué es importante esto en el tema del vino? porque si estamos fuera de la línea del vino hay dos cosas que puede ayudar a los vinicultores a cultivar vid, y esto es el tipo de suelo y el microclima.

Por último, se dice mucho que hay que “estresar” a la vid, pero esto no es tan drástico como suena, la planta necesita muchos cuidados y monitoreo diario, con esto de estresar se refieren a que el agua debe racionarse y darle solamente la necesaria, porque si le das demasiada agua la planta empieza a producir más hojas (y lo que queremos es uva), nada más, la planta no tiene que sufrir.

¡Gracias por leer! nos vemos en La Vinatería el primero de cada mes con un tema igual de bueno.

Fotografías: Cortesía de Bodegas Vaivén y Envero México

Vaivén. Enoturismo familiar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menu
Close

Mi Carrito

Close

Wishlist

Recently Viewed

Close

Nos da gusto verte de nuevo!

Tu contraseña será enviada a tu correo electrónico

Tienes una cuenta?

Close

Categorías